“El arte propone naturalmente una estructura democrática e inclusiva,
donde se borran las diferencias de género, cultura y nivel socioeconómico,
y se rescatan valores como el trabajo en equipo,
la solidaridad y la reciprocidad. ”
Soledad Avaca.

Somos un escenario de reflexión y generación de cambios tanto individuales como sociales, que opera con las herramientas del arte y la cultura. Creemos que la perspectiva social del arte y su propuesta estética no se encuentran en lados opuestos.

Nuestra asociación posibilita un diálogo social que tiene al arte como su eje fundamental, desde una perspectiva que excede la del espectáculo como el fin primordial. Estimulamos los canales de diálogo: participación, creación, producción y circulación colectiva. Privilegiamos el proceso y animamos el cambio. De este modo construimos nuevos escenarios y horizontes, no solo respecto del proyecto sino también de las formas de relación del arte y el artista con la comunidad, y la organicidad de su realidad cotidiana. Estos múltiples escenarios y realidades generan tensión y cuestionan el impacto de cada una de nuestras iniciativas; las cuales van desde presentaciones artísticas de pequeño formato, videos que visibilizan cuestiones específicas sobre música o danza; hasta puestas en escena multidisciplinarias donde interrelacionamos sectores diversos de la población mexicana; culturas y/o disciplinas diversas que forman parte del nuestro tejido social, para descubrir distintas realidades que comparten la inclusión y la equidad cultural como asuntos medulares. Medimos nuestros resultados. Además de a calidad de la propuesta artística, observamos su impacto social y la posible dimensión de un cambio generado por todos, sin descuidar la calidad estética o artística que genera cada uno de nuestros proyectos.

 

Nuestra vinculación con los ODS

Asumimos la tarea de compartir con nuestro público los objetivos del desarrollo sostenible. A través de cada una de nuestras actividades, proponemos la discusión y negociación de diversos temas concernientes a las políticas culturales mundiales y sus estrategias están presentes en nuestros montajes musicales, coreográficos, en talleres, clases magistrales y seminarios. Nuestro quehacer artístico y académico se encuentra vinculado específicamente a dos de los objetivos de desarrollo sostenible:

A través de nuestras propuestas escénicas, clarificamos las dimensiones de la igualdad de género y promovemos la eliminación de todas las formas de discriminación y violencia contra la mujer. Buscamos ser un recurso para toda persona interesada en mejorar su entendimiento de los conceptos centrales de la equidad de género y del justo empoderamiento femenino.

Las desigualdades son un tema de gran pertinencia social y política por los efectos que tienen sobre la vida de las personas. Entendemos como desigualdades a las distribuciones inequitativas de resultados y acceso a oportunidades entre individuos o grupos. Sus consecuencias no solo recaen sobre el ámbito económico; se reflejan en la subjetividad de cada persona: en sus percepciones, sentimientos, argumentos y lenguaje, basados su propia manera de pensar y sentir el mundo. El impacto de las desigualdades repercute directamente en la integración social y la solidaridad en las comunidades. Estas diferencias injustas afectan aspectos cruciales de la vida de personas que se encuentran en desventaja en virtud de su posición social: discapacitados, minorías raciales o étnicas, mujeres, entre muchas otras.

Operando en un país polifónico como México y siendo una organización fundada en un diálogo de diversidades culturales, EAC se esfuerza en integrar a la urdimbre mexicana, aquellas culturas que históricamente forman su imprimatura. De ahí el impulso de visibilizar Al Ándalus en México, buscando la integración de las diferencias y la comprensión de un origen múltiple, cuyo legado permanece en penumbra. Conocerlo, reconocerlo y compartirlo con el pueblo de México, sienta las bases de ese enorme mestizaje étnico y cultural que conforma lo que hoy es nuestra laberíntica identidad mexicana y promueve la comprensión de las diferencias más allá de una mera “suma” o “adición” de alguien o algo; promoviendo la inclusión como el reconocimiento de que todas las personas tienen habilidades y potencialidades propias, por lo que exigen respuestas diferentes. La inclusión busca que se fomente y garantice que toda persona sea “parte de” y que no permanezca “separado de”.

En este contexto, nuestra asociación considera al artista como un dinamizador de procesos y acciones que fomenta una construcción colectiva promoviendo la participación, con capacidad para re-articular el tejido social, deteriorado por el desinterés, el individualismo, y factores diversos que implican las dinámicas de vida actuales.

Nuestra estrategia

La EAC incita y promueve el trabajo en colaboración con artistas, académicos, colectivos y/o instituciones. Organiza equipos de trabajo con estrategias diversas, capaces de “crear un ambiente de que promueva la inclusión en todas sus variaciones y no la imposición de una visión externa.

Los artistas que dirigen cada iniciativa, no promueven el mantenimiento rígido de las fronteras disciplinarias que ha llevado a la marginación y la devaluación de las prácticas expresivas; su amplitud de criterio y sólida formación les permite generar un aprendizaje sustantivo multilateral que produce una conciencia cultural en pro de la equidad de la sociedad.

La polaridad entre lo populista y lo elitista desaparece con el entendimiento de que todo ser humano tiene derecho a expresarse y la educación transforma la conciencia, los sueños, las realidades. Las concepciones rígidas sobre el arte, como limitar la participación de la audiencia a un papel pasivo o centrarse en el arte por el arte, se han visto como una barrera para descubrir los roles que pueden desempeñar las actividades artísticas y culturales al reunir a diversas personas a través de un proceso estético que revela bienes culturales y fortalece las comunidades.

Semblanza de la EAC

Egiptanos nació en la Ciudad de México en enero del 2003 como un ensamble de música y danza fundado por Lila Zellet-elías, con el fin vincular el Oriente y el Occidente a través de la música y danza. Desde su primer concierto en abril del 2003, Egiptanos albergó la expresión y la diversidad de culturas en resistencia, fomentando el diálogo intercultural, la inclusión, la convivencia y la inclusión armónica de identidades.

Con el tiempo y a través de sus acciones interdisciplinarias, Egiptanos va cobrando mayor sentido. En la experimentación musical y coreográfica sobre sus culturas de origen (Árabe, Gitana (Rrom) y Mexicana, descubre el diálogo polifónico presente en Al Ándalus, momento previo al mestizaje mexicano español-indígena, y se lanza en una larga carrera hacia la recuperación de la raíz andálusi presente en la cultura Mexicana, donde también convergerá a través de la música, la afluencia cultural Americana procedente de Cuba, Estados Unidos, Chile y Argentina, y abrevará en la cultura Persa y la Judeo-hispana (Sefardí).

De aquí proceden una innumerable cantidad de recitales, conciertos, presentaciones, grabaciones, videos, seminarios y talleres; seis espectáculos multimedia de gran y mediano formato; así como dos producciones discográficas: Una coproducida con el apoyo del FONCA en el 2007 y la segunda coproducida en el 2013 por EPROMÚSICA (INBA).

En septiembre 2014, se constituye ante notario público la asociación civil Egiptanos, Arte y Consultoría A.C. (EAC), con el fin de dotar a la producción artística interdisciplinaria, respondiendo a la necesidad de estimular su autonomía administrativa y asegurando la continuación de su consolidación artística.

Según la escritura número 35164, libro 858 de la CDMX, la referida sociedad tiene por objeto; Difundir promocionar y promover las disciplinas artísticas que se producen en México: Las artes escénicas (teatro y danza) las artes visuales (pintura, arquitectura, fotografía, instalaciones y performances), música de concierto y popular; y las artes en video y cine; con el objeto de mejorar las condiciones de vida de grupos vulnerables y detoda persona. Asimismo, en el objeto también se encuentra diseñar, e impartir cursos asesorías, evaluaciones, seminarios y conferencias en materia de arte (…) y en general todo lo relativo al desarrollo humano.

Con el apoyo otorgado a Lila Zellet-elías por el Sistema Nacional de Creadores de Arte (FONCA) ; la aportación en especie de la Coordinación de Danza del INBAL y Instituto de Investigaciones Antropológicas de la máxima casa de estudios, UNAM; y las aportaciones económicas de Bustan Systems y del Centro Cultural de España en México; EAC  llevó  a cabo el Primer Encuentro de Supervivencias e Imaginarios de Al Ándalus en México 2019.

Se trató de una cumbre interdisciplinaria que reunió en México los componentes de Al Ándalus, para conocer, reconocer, recuperar, documentar y compartir el legado andalusí en México, abriendo un espacio de diálogo entre artistas, intelectuales, estudiantes y el público en general.

Desde el inicio EAC ha centrado su valor en la expresión artística y ha contribuido activamente en la producción de danza y música nacional, atrayendo nuevos públicos hacia la escena musical y dancística de México y hoy se plantea nuevos retos tanto en el ámbito nacional como en el internacional. EAC participa así del fortalecimiento y construcción de identidad mexicana a través de la coexistencia, respeto e integración de su pluralidad cultural.

Actualmente EAC se alinea con el esfuerzo internacional para salvar al planeta, reforzando 2 de los 17 Objetivos  de Desarrollo Sostenible, de alcance mundial y de aplicación universal, que integra la agenda 2020-2030. A través de la creación, producción y difusión del arte y la educación, EAC genera nuevos públicos comprometidos con la reflexión en torno a la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de mujeres y niñas; y centra su atención en la reducción de las desigualdades por medio de la inclusion que nos permitirá disfrutar de un mundo más equitativo y respetuoso frente a las diferencias, proporcionando un acceso equitativo y valorando el aporte de cada persona a la sociedad.